Quiénes Somos

eduardo

La firma NIETO JIMÉNEZ Abogados se funda en 1.996 por el abogado de Valladolid Eduardo Nieto Jiménez.

Desde entonces la firma viene asesorando a empresas, particulares y municipios.

Siendo un despacho multidisciplinar se abordan diversas materias relativas a diferentes áreas, aunque somos especialista en Derecho Urbanístico, Derecho de la Circulación y Responsabilidad Civil en general, Laboral, Matrimonial, Sucesiones, Administrativo, Concursal y, en Derecho Inmobiliario y de la Construcción.

También llevamos asuntos relacionados con Derecho Penal de Empresa, especialmente, accidentes de trabajo y delitos societarios.

El despacho colabora con la Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid, siendo su socio director D. Eduardo Nieto Jiménez, abogado en ejercicio desde 1995, Col. 2104 del ICAVA.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid (1988-1993). Titulado por el CEU en Derecho, Gestión y Técnica Urbanísticos (4ª promoción/2000); es Administrador Concursal y Mediador Civil y Mercantil. Especialista en RC de la Construcción. Desde su despacho ha asesorado jurídicamente a empresas de distintos sectores: siderometalúrgica, inmobiliarias (promotoras y constructoras), de alimentación animal, vitivinícolas (Bodega D.O. Ribera de Duero), de distribución y de juego privado, entre otras, así como a personas físicas y municipios. Es Letrado Asesor y Secretario No-Consejero de diversas mercantiles y asociaciones empresariales, ejerciendo las funciones propias de dichos nombramientos y cargos.

La firma cuenta con diversas ventajas aplicables a sus clientes, facilitándoles presupuesto previo sin compromiso y flexibilidades de financiación de nuestros servicios. Disponemos de Servicio de “Iguala” o Asesoramiento Legal Integral a su medida, ya sea empresa o particular, con los cuales el cliente está cubierto en todas sus necesidades jurídicas, tanto de asesoramiento presencial general (incluye redacción y estudio de contratos, así como dictámenes y consultas, asesoramiento en contratación laboral, redacción de cartas de despido, Reclamaciones en vía administrativa y comparecencia ante Organismos administrativos, incluido el SMAC e Inspección de Trabajo, Representación del Cliente ante Organismos, Públicos o Privados, personas, físicas o jurídicas, en la realización de gestiones de cualquier índole, Gestiones de cobro obtenidas por correo, llamadas telefónicas, entrevistas o a través de procedimiento monitorio, etc.) como a nivel de defensa judicial en litigios de cualquier orden jurisdiccional, obteniendo descuentos importantes sobre los honorarios normales.

En NIETO-JIMENEZ ABOGADOS se cumplen las MÁXIMAS DEL BUEN ABOGADO:

  1. El abogado primero ha de ser buena persona, solo así podrá ser después buen abogado.
  2. El conocimiento de la técnica legal está al alcance de muchos licenciados en derecho, el abogado además ha de ser persona culta y serena, solo así podrá solucionar los problemas del cliente.
  3. Hay que partir siempre de la realidad jurídica, sin que los deseos del cliente, o los deseos que tiene el abogado de agradar al cliente, nublen el juicio profesional.
  4. El abogado debe manifestar siempre la opinión jurídica real del caso aún a riesgo de que piense que ello pueda hacerle perder al cliente.
  5. La comprensión del abogado hacia su cliente ha de ser infinita, sin olvidar que el problema no es suyo, pues solo así podrá resolverlo con independencia y objetividad absoluta.
  6. El abogado debe prodigarse más en las soluciones profesionales que en las relaciones sociales.
  7. Para algunos la abogacía es una técnica, para otros incluso una ciencia, para el buen abogado su profesión ha de ser además un arte, que empieza por el arte de ser persona.

libros

Back to Top